Nuestros alumnos visitaron la Imprenta Pelayo en Gijón

Placeholder image   Placeholder image

 

Visión parcial de la imprenta Pelayo, en Gijón, que combina impresión offset, impresión digital e impresión tradicional de tipografía. El propietario de la imprenta, Antonio, nos muestra cómo funcionan las diferentes máquinas y no puede resistir enseñarnos su pasión: el oficio de tipógrafo que querría mantener para crear trabajos selectos utilizando los antiguos tipos metálicos y una cuidada impresión.

 

Placeholder image
Placeholder image

 

Un antiguo cartel tipográfico de boxeo confeccionado con tipos de madera, un diseño a dos colores que se reinventa bajo el concepto vintage.

Un troquel es una serie de cuchillas y flejes para crear una forma irregular y poder así, cortar y hendir la estuchería para envases, por ejemplo.

 

Placeholder image
Placeholder image

 

La impresión offset es el sistema estrella desde los años 80 hasta la actualidad y su sistema impresor consta de tres cilindros principales: el cilindro sobre el que se coloca la forma impresora de aluminio, el cilindro intermedio revestido de una mantilla de caucho que transporta los grafismos al papel, y un rodillo de presión para conseguir una perfecta calidad. Se basa en la reacción química de rechazo entre la tinta grasa y el agua que se añade; con estos dos elementos líquidos que se repelen, la tinta grasa transmite los textos e imágenes y el agua se adhiere a los blancos.

 

Los grabados son relieves o bajo relieves que añaden un elemento extra a un diseño, sea con fines decorativos o como elemento de seguridad, como es en este caso. Vemos un relieve seco, sin tinta, para crear un diseño “anti-pirateo” en entradas o billetes. Necesita de dos partes, una matriz en hueco con el diseño y otra exactamente igual pero en relieve para, entre ambas, presionar el papel y conseguir el efecto deseado.